colegio

SAN SALOMÓN -mártir lasallano

San Salomón,  mártir Lasallano

Breve Biografía


El Hermano Salomón (Nicolás Leclerc) nació en Boulogne-ser-Mer, Francia en 1745. Entrado en el Noviciado de La Salle en 1767. Después del derrocamiento de la monarquía, al comienzo de la Revolución francesa, el blanco siguiente fue la Iglesia. En 1790, la Constitución civil del Clero dio al estado el control de la Iglesia en Francia. Los sacerdotes y religiosos debían prestar juramento de fidelidad a la Constitución bajo pena de exilio, de encarcelamiento y hasta de muerte. La mayor parte de los Hermanos se negaron y tuvieron que abandonar sus escuelas y comunidades, y esconderse, el Instituto ya no tenía estatuto legal.

El Hermano Salomón era en esa época secretario del Hermano Agathon, Superior General, después de haber sido maestro, director, ecónomo. Manifestó siempre gran amor por las almas y gran abnegación en sus tareas. Habiéndose negado a prestar juramento, vivía solo en París en la clandestinidad. Conservamos de él numerosas cartas que escribía a su familia. La última lleva la fecha del 15 de agosto de 1792. Ese mismo día fue arrestado y encerrado en el Convento de los Carmelitas transformado en prisión, junto a numerosos obispos, sacerdotes y religiosos. El 2 de septiembre casi la totalidad de los prisioneros fueron exterminados, pasados a cuchillo en los locales y el jardín del Convento.

Fue beatificado el 17 de octubre de 1926 junto con 94 compañeros del martirio en el convento del Carmen.

Fue el primero de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de La Salle en ser mártir y también el primero de esa Congregación en ser beatificado.

El milagro para la Canonización: El milagro que permitió la canonización fue la curación milagrosa de la niña María Alejandra Hernández, residente en una casa hogar de la congregación de Siervas del Santísimo Sacramento en Hatillo, Venezuela, quien fue mordida en una pierna por una serpiente Tigra Mariposa. La pequeña de cinco años de edad fue llevada de urgencias y los médicos anunciaron que tendrían que amputar la pierna, si bien esto no ofrecía una gran esperanza de vida. Las religiosas congregaron a los niños de la casa hogar y juntos oraron en la Ermita de la Eucaristía, Monte de La Cruz, en Hatillo, para pedir la curación de la niña con la intercesión del Beato Hermano Salomón. En solo dos horas después de que se iniciara la oración, la niña recupera el color normal de su pierna y desaparecen todos los síntomas de envenenamiento de manera inexplicable. El milagro, ocurrido en 2011, fue aprobado por la Santa Sede en el decreto el 09 de mayo y fue canonizado el 16 de octubre.